Posteado por: ccyeshuaenespanol | agosto 20, 2014

CRECIENDO EN LA FE – Hebreos 11:1

Cresciendo en la fe - Hebreos 11 vs 1

¿Sabes qué es la fe? La Biblia nos dice que la fe es, pues, la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. (Hebreos 11:1) 

Dios nos ama y Él puede hacer todas las cosas. Esto significa que Dios siempre es capaz de cuidar de nosotros. Así que podemos confiar en Dios y tener fe en que Él está siempre con nosotros, no importa qué; y que Dios cumplirá Sus promesas; pero a veces hay que esperar un tiempo antes de que Él conteste. ¡Eso es fe!  

¿Te acuerdas de la historia en Génesis, cuando Dios creó el universo de la nada? Él habló y sucedió. Él habló las estrellas, la luna, el sol, las plantas y los animales en existencia. Si sabemos que Él puede hacerlo, podemos confiar en que Dios responderá nuestras oraciones que le pedimos con fe.

Jesús dijo a sus discípulos a tener fe. Él dijo: “Usted puede orar por cualquier cosa, y si usted tiene fe, usted lo recibirá.” (Mateo 21:22)

 Children praying

¿Sabías que cuando vivimos con mucha fe, somos bendecidos?

Cuando confiamos en Dios, nos damos cuenta de que Él cumple Su palabra. Esto hace que crezca nuestra fe y nos ayuda a confiar en Él aún más.  

La Biblia está llena de historias de cómo la gente tenía fe en Dios, ¡y como Él los bendijo! Leamos acerca de uno de ellos. Woman touching Jesus garment 

Había una mujer que había estado muy enferma durante mucho tiempo. Ella tenía fe y creía que si podía simplemente tocar el manto de Jesús sería sanado. Entonces al tocar el borde de Su manto fue sanado ¡instantáneamente! Cuando Jesús se dio cuenta de que ella lo había tocado, Él dijo: “Hija, tu fe te ha sanado vaya en paz, que su sufrimiento ha terminado.” (Marcos 5:34)

Hay otra historia de cuando Jesús ayudó al centurión, que era un official Centurion's faithdel ejército romano que tenía por lo menos 100 hombres bajo su mando. Él envió a algunos a pedir a Jesús que sanara a uno de sus criados que estaba paralizado y en un terrible dolor. Así que Jesús les dijo que iría con ellos a la casa del centurión para sanar a su siervo. Cuando estaba cerca de la casa, el centurión envió a unos amigos a decirle: “Señor, no soy digno de que entres en mi techo. Sólo di la palabra desde donde estás, y mi criado quedará sano. “Cuando Jesús oyó esto, se maravilló. Y volviéndose a los que le seguían, les dijo: “¡Yo te digo la verdad, no he encontrado una fe como ésta en todo Israel!” (Lucas 7: 2-10)  

Así que, ¿adivinen qué pasó? En ese mismo momento, el criado fue sanado. El centurión realmente creía en Jesús y en los milagros que Él había hecho y que todavía iba realizar; y esta es la clase de fe que debemos tener también.  

Hay muchas personas en la Biblia que tenían una gran fe en Dios. Tal vez conozcas a algunos de ellos como:  

Noé que construyó el arca; y él, su familia y los animales se salvaron de la gran inundación.

 Noah thanking God for saving them

Moisés, que guió a los israelitas por el Mar Rojo como si estuvieran caminando en tierra firme.

 Moses parting the Red Sea

Josué y los israelitas, que marcharon alrededor de Jericó durante siete días, y las paredes se derrumbaron.

 Joshua and the Jericho walls

Sadrac, Mesac y Abed-nego, que se negaran a adorar la estatua de oro y fueron arrojados en el horno de fuego. Pero ¿adivinen qué? Jesús se acercó y los salvó y el fuego no había tenido poder alguno sobre sus cuerpos y ni aun el cabello de sus cabezas se había quemado; sus ropas, intactas, ni siquiera olor de fuego tenían.

Shadrack, Mishack  and Abendego in the firey furnace

Y  Daniel que continuó a adorar a Dios, sin importar el orden que fue dado por el rey. Él fue lanzado al foso de los leones por su fe y amor a Dios. Pero una vez más el Señor fue fiel y nada le pasó a Daniel, a pesar de que éstos eran leones feroces.

 Daniel in the lion's den

Así que recordemos de confiar siempre en el Señor y tener mucha fe, porque Dios nos ama mucho y sólo quiere lo mejor para nosotros.  

“Estén siempre gozosos. Oren sin cesar. Den gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para ustedes que creen y tienen fe en Cristo Jesús.” (1 Tesalonicenses 5:16-18)

* * * * * * * 

Adiós, hasta la próxima vez. Hasta que nos reunamos de nuevo, no se olvide de decir sus oraciones obedecer a su mamá y papá y no te olvides de ir a la iglesia y escuela dominical el próximo domingo.

* * * * * * *

final español 1

SPANISH

final español 2

* * * * * * *

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: