Posteado por: ccyeshuaenespanol | julio 20, 2017

LAZARO Y EL HOMBRE RICO – Lucas 16:19-31

Jesús contó una historia sobre un hombre rico que llevaba las ropas más finas y vivía en el lujo y sólo pensaba en sí mismo.

 

Un mendigo llamado Lázaro estaba fuera de la puerta del rico. Lázaro tenía hambre y su cuerpo estaba cubierto de llagas. Esperaba que el rico pudiera tener piedad de él y que pudiera satisfacer su hambre con las sobras de su mesa.

 

Pero todos los días el hombre rico no prestaba atención a Lázaro, simplemente no le importaba. Él no tenía el amor de Jesús, era egoísta y se preocupaba sólo acerca de sus placeres.

 

La Biblia dice que un día Lázaro murió y fue al cielo.

 

El hombre rico también murió, pero fue al infierno. En el infierno, levantó la vista y vio a Lázaro en el cielo con Abraham.

 

Le pidió a Abraham que dejara que Lázaro mojara su dedo en agua y viniera y lo tocara a su lengua ardiente, pero Abraham dijo: “No”. Entonces recordó al rico cómo había guardado egoístamente todas las cosas buenas que Dios le había dado en la tierra mientras que Lázaro no tenía nada.

 

Entonces el hombre rico le pidió a Abraham que permitiera a Lázaro volver a la tierra y advertir a sus cinco hermanos para que no terminaran en ese terrible lugar con él. Pero de nuevo, Abraham dijo: “No”. El hombre rico finalmente entendió lo que había hecho, y que ahora era demasiado tarde.

Dios quiere que entendamos lo peligroso que es cuando no le escuchamos y le obedecemos. Necesitamos escuchar y obedecer antes de que sea demasiado tarde y no hay vuelta atrás. Una vez que estás en el lugar como donde está el hombre rico, no hay salida, incluso si le pides perdón a Dios.

 

Una vez que alguien muere, su decisión ha sido tomada. Si aceptaban a Jesucristo como su Señor y Salvador y le obedecían aquí en la tierra, irían y vivirían con Él en el cielo por toda la eternidad.

 

Pero si alguien escoge no obedecer a Dios y seguir haciendo las cosas a su manera, irán a donde Satanás, el padre de la mentira también va – al infierno por toda la eternidad.

Dios es un Dios amoroso y nos da muchas oportunidades, pero si sigues diciéndole, más tarde Señor, te escucharé y te obedeceré más tarde, ahora quiero divertirme y hacer lo que quiero hacer, entonces podrías tener una gran sorpresa, porque los tiempos se agotaron y tomaste la decisión equivocada. Por favor, piensa en ello, es muy peligroso no obedecer a nuestro Señor y Salvador como lo que pasó en nuestra historia bíblica hoy.

* * * * * * *

Adiós, hasta la próxima vez. Hasta que nos reunamos de nuevo, no se olvide de decir sus oraciones obedecer a su mamá y papá y no te olvides de ir a la iglesia y escuela dominical el próximo domingo.  

* * * * * * *

final español 1

SPANISH

final español 2

* * * * * * *

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: