Posteado por: ccyeshuaenespanol | junio 19, 2018

EL BECERRO DE ORO – Éxodo 32 – 34

Ahora mientras Moisés estaba en la montaña antes de bajar con los 10 mandamientos que Dios le había dado, la gente que estaba abajo rápidamente olvidó lo que habían prometido. Apenas unos días después de haber escuchado la poderosa voz de Dios y haber visto Su gloria y poder, volvieron a su manera perversa y engañosa. 

Escuchar la ley de Dios Todopoderoso no cambió a estas personas. Todavía eran pecaminosos y rebeldes. El propósito de los mandamientos era mostrar a las personas la santidad de Dios y cómo vivir bien. La ley en sí no podría cambiar sus corazones.

 

Ahora, mientras Moisés estaba en el Monte Sinaí durante 40 días y noches, y tardaba mucho en bajar de la montaña del Sinaí, los israelitas se reunieron con Aarón y le dijeron:

 

Moisés nos sacó de Egipto, pero ahora no sabemos qué le sucedió. Es mejor que hagas un dios, para que sea nuestro guía y protector.

 

Aarón les contestó: Para eso necesito oro. Así que tráiganme las joyas que llevan puestas sus esposas, sus hijos y sus hijas.

 

Ellos se las llevaron a Aarón, y él las tomó y las fundió, y trabajó el oro hasta darle la forma de un becerro. Al verlo, el pueblo dijo: “¡Israel, aquí tienes a tu dios que te sacó de Egipto!”

 

Cuando Aarón vio esto, le construyó un altar al becerro, y le anunció al pueblo: “¡Mañana tendremos una fiesta en honor de nuestro Dios!”

 

Al día siguiente, todos se levantaron muy temprano y ofrecieron en el altar sacrificios y ofrendas para pedir perdón a Dios. Después de comer y beber, se pusieron a bailar.

 

Mientras tanto, Moisés, que todavía estaba en lo alto del Monte Sinaí, fue instruido por Dios. Baja ya de la montaña, porque el pueblo que sacaste de Egipto se está portando muy mal. ¡Qué pronto se han olvidado de obedecerme! Han fabricado un becerro de oro, y lo están adorando. Le han ofrecido sacrificios y dicen que ese toro soy yo, y que los sacó de Egipto. Los he estado observando, y me he dado cuenta de que son muy tercos. 

Dios estaba tan enojado por su desobediencia que le dijo a Moisés que quería destruirlos.

 

Pero Moisés le suplicó al Señor su Dios. Moisés dijo: “Señor, no permitas que tu ira destruya a tu pueblo”. Sacaste a esta gente de Egipto con tu gran poder y fuerza. No dejen que el pueblo de Egipto diga: ‘El Señor sacó a los israelitas de Egipto. Pero él planeó matarlos en las montañas y destruirlos de la tierra. ‘Así que deja de estar enojado. No destruyas a tu gente.

 

Entonces Moisés bajó de la montaña. En sus manos llevaba las dos tablas de piedra que Dios mismo había preparado, y en las que había escrito la ley por ambos lados. Dios mismo había hecho las piedras. Y Dios mismo había escrito los mandamientos en las piedras.

 

A mitad de camino Moses se encontró con Josué que lo había estado esperando. “Parece que hay una guerra en el campamento”, dijo Josué. “No es el sonido de la victoria o la derrota”, respondió Moisés, sino que oigo voces de canto’.

 

Cuando Moisés llegó al campamento vio a la gente bailando y al ver al becerro, se enojó tanto

que allí mismo, al pie de la montaña, arrojó contra el suelo las tablas de la ley y las hizo pedazos.

Luego fue y echó el becerro al fuego, lo molió hasta hacerlo polvo, y mezcló el polvo con el agua. Entonces les dijo a los israelitas: “¡Ahora, beban!”

 

Moisés se volvió contra Aarón. “¿Qué te hicieron estas personas, que las condujiste a una gran desobediencia?” Y Aarón le contestó: Por favor, no te enojes conmigo. Tú bien sabes que a este pueblo le gusta hacer lo malo. Ellos me pidieron que les hiciera un dios que los guiara y protegiera, porque no sabían lo que había pasado contigo. Entonces les pedí oro y ellos me lo trajeron. Yo tan sólo eché el oro al fuego, ¡y salió este becerro! 

  • Como vemos, Aaron y la gente ya habían rompieron el primer mandamiento, que habían recibido tan recientemente que dice: No debes tener ningún otro dios excepto yo.
  • Y ahora Aaron estaba rompiendo el noveno mandamiento que dice no mientas.

 

Moisés se paró a la entrada del campamento y dijo: “Los que estén de parte del Dios de Israel, vengan conmigo.”

 

Y todos los de la tribu de Leví se unieron a Moisés. Moisés les dijo que sacaran sus espadas y llevaran a cabo el castigo de Dios sobre aquellos que lo habían desobedecido.

 

Después de esto Moisés convocó al resto del pueblo y les dijo. “Ustedes han cometido un pecado terrible. Por eso voy a subir a la montaña para hablar con Dios, a ver si él los perdona.”

 

Moisés subió a la montaña para pedirle a Dios que perdonara a su pueblo por su desobediencia. 

Dios le dijo a Moisés que aquellos que habían adorado al toro de oro serían castigados con una plaga, pero el resto sería llevado a la tierra que Dios les había prometido.

 

El Señor le dijo a Moisés: “Tráeme dos tablas de piedra, como las que te di antes. En ellas escribiré las mismas leyes que estaban en las que rompiste. Prepárate para subir mañana temprano a la montaña del Sinaí. Quiero verte en la parte más alta. Nadie debe acompañarte; no quiero ver gente, ni ovejas ni vacas por allí.”

 

Moisés hizo dos tablas de piedra iguales a las primeras, y al día siguiente muy temprano subió a la montaña.  Dios bajó en una nube, y allí se reunió con Moisés y le dio a conocer su propio nombre. 

Luego Moisés grabó en dos tablas nuevas de piedra una copia de los mandamientos que Dios le había dado. Estas fueron las leyes que Dios dio para que todos obedezcan. 

Cuando leemos los 10 mandamientos, nos damos cuenta de cuán santo es Dios y cuán pecaminosos somos. Para ser perdonados, debemos confiar en su hijo Jesús, que pagó la multa por nuestra violación de la ley, tal como lo hicieron los israelitas. La Biblia dice que ‘el mandamiento es como un maestro de escuela para llevarnos a Cristo para que por medio de la fe podamos enmendarnos con Dios’. Gálatas 3:24 

* * * * * * * 

Adiós, hasta la próxima vez. Hasta que nos reunamos de nuevo, no se olvide de decir sus oraciones obedecer a su mamá y papá y no te olvides de ir a la iglesia y escuela dominical el próximo domingo. 

* * * * * * *

final español 1

SPANISH

final español 2

* * * * * * *

Anuncios

Responses

  1. Excelente material. Me será de gran utilidad.Muchas gracias y que Dios les siga bendiciendo.

    ________________________________

    • Gracias Clara. Todo lo que hacemos es para la honor y gloria de nuestro Senhor. Bendiciones


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: