Posteado por: ccyeshuaenespanol | febrero 13, 2019

JESÚS CAMINA SOBRE EL AGUA – Mateo 14:22-36, Marcos 6:45-56

Llegó la tarde de un día movido en que Jesús había enseñado a más de 5.000 personas y milagrosamente las alimentó.


Entonces Jesús les dijo a Sus discípulos para entrar en un barco y remar a Betsaida que estaba en el otro lado del lago, y que Él se iba a unir a ellos más tarde.


Después de dispensar a la multitud, Jesús subió solo al monte para orar. Cuando anocheció, él todavía estaba allí, solo. Jesús sabía que Él tenía que estar cerca de su Padre celestial para que pudiera tener la fuerza para hacer Su voluntad cada día; así como debemos hacerlo también.

Cuando comenzó a oscurecerse, Jesús pudo ver que los discípulos habían remado unos 5-6 km. A esa altura, el barco ya estaba lejos, y estaba teniendo problemas a causa de las olas, y el viento fuerte que soplaba contra él.

Poco antes del amanecer, Jesús terminó de orar y comenzó a caminar, y el camino más rápido de regreso a Betsaida, era por el mar.


Cuando los discípulos lo vieron caminar sobre el agua, quedaron aterrados. Llenos de miedo, clamaron: “¡Es un fantasma!”

Pero Jesús les habló de inmediato: “No tengan miedo dijo. ¡Tengan ánimo! ¡Yo estoy aquí!”

Entonces Pedro lo llamó: “Señor, si realmente eres tú, ordéname que vaya hacia ti caminando sobre el agua.” “Sí, ven dijo Jesús.”

 

Los discípulos observaron a Pedro salir del barco con cuidado y comenzó a caminar sobre el agua hacia Jesús. Pedro, al principio se quedó mirando intensamente a Jesús, pero después empezó a notar el viento y las olas en el agua y miró a su alrededor con preocupación.


Así que Pedro sacó los ojos de Jesús, se aterrorizó, empezó a hundirse y gritó: “Señor, sálvame.”


Entonces Jesús extendió la mano y agarró a Pedro. Jesús dijo: “¿Confías tan poco en mí, Pedro, por qué dudaste de mi?”


Así que Jesús entró en el barco, el viento se detuvo y el agua se calmó. Entonces todos en el barco adoraron a Jesús diciendo: “¡Verdaderamente eres el Hijo de Dios!” Y casi inmediatamente el barco llegó a la costa, que era en sí un otro milagro.


Después de atravesar el lago, llegaron a un lugar llamado Genesaret y allí bajaron. Cuando salieron del barco, la gente vio a Jesús e inmediatamente lo reconoció. Ellos corrieron para contar a los demás en todas partes en aquella área que Jesús estaba allí. Ellos trajeron a todos los enfermos a Él e imploraron que Él dejara a los enfermos apenas tocar el borde de Su manto, y todos los que lo tocaban eran curados.

Recuerde que cuando obedecemos a Cristo y nos concentramos en Él, las cosas van bien, pero cuando nos enfocamos sólo en el mundo, las cosas empiezan a empeorar. 

* * * * * * * 

Adiós, hasta la próxima vez. Hasta que nos reunamos de nuevo, no se olvide de decir sus oraciones obedecer a su mamá y papá y no te olvides de ir a la iglesia y escuela dominical el próximo domingo. 

* * * * * * *

 

 

*******

 

Anuncios

Responses

  1. Gracias hnos…me es de mucha bendición sus enseñanzas y la imágenes para enseñar a los niños …estaré orando por su ministerio.
    ________________________________

    • Que bueno Patricia, nos encanta saber que los niños están aprovechando. Bendiciones para todos ustedes.

  2. GRACIAS

    ________________________________


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: